La maternidad, mi mayor motivo de transformación personal.

Desde pequeña he sido de las personas que “se mete en todo”, el coro del colegio, la patrulla escolar, los actos, grupos de música, formación teatral, guías scouts, voluntariados, en fin, todo lo que estuviera relacionado con tener contacto con otras personas, aprender nuevas habilidades, contribuir, enriquecerme de los conocimientos de otros y estar siempre conectadas con actividades de crecimiento personal.

Como les conté cuando les hable un poco de mi, estudié administración de recursos humanos y psicología. Ambas carreras relacionadas con el ser humano. Sin embargo, muchas veces cuando quería poner en marcha algún plan, algo pasaba y quedaba a la mitad, a raíz de eso, interiorice la creencia de que yo era una procastinadora (persona que deja lo que tiene que hacer para después). En otro post les hablare un poco acerca de las creencias y como pueden limitarnos o potenciarnos.

Cuando mi esposo y yo decidimos emigrar a Estados Unidos, estuve investigando acerca de lo que podía hacer aquí con mi carrera, gracias a esas investigaciones me tope con la información acerca de las certificaciones de coaching disponibles en el país para personas de habla hispana. Leí muchísimo sobre que es el coaching y evalué todas las diferencias con la psicología. Para ser sincera me encanto la metodología, porque el coaching esta enfocado hacia el futuro y las metas de las personas, buscando agregar valor a las mismas y guiarlas para alcanzar su máximo potencial, siempre en elevación.

Tenía los recursos económicos, tenía el tiempo para hacer la certificación, básicamente lo tenia todo para arrancar, sin embargo, no es sino hasta casi tres años después de emigrar, que tomo la decisión firme y me inscribí para certificarme como life coach (coach de vida). Justo cuando ya los recursos económicos estaban un poco mas escasos y cuando mi tiempo se había reducido considerablemente al convertirme en mamá.

Las dudas venían constantemente, preguntándome si seria conveniente utilizar mis ahorros para pagar esos estudios, así como la duda de si podría sacar adelante una certificación y sus practicas (con todo lo que esto implica) cuando iba a estar dedicada a mi bebe. Me saboteaba a mi misma diciéndome que si no lo pude hacer cuando tenia mas tiempo y dinero, ahora menos, porque ahora era mamá. Fue allí, entre tanto pensar y sabotearme, donde me di cuenta que precisamente AHORA SOY MAMÁ!

Fue un darme cuenta increíble, ahora que soy mamá tengo un motivo mucho mas fuerte y poderoso para buscar ser cada día una mejor versión de mi, no se trata solo de hacer esta certificación con la cual inicié un camino de transformación personal para mi crecimiento y posterior contribución al crecimiento de otros, sino que se trata también de caer en cuenta de que soy ejemplo para alguien y que lo que quiero que ese alguien aprenda es que somos capaces de lograr todos nuestros sueños, alcanzar nuestras metas y buscar siempre hacer las cosas que nos hagan sentir felices y en paz.

Ese alguien hoy es mi BabyMilan, pero también es cada mamá que se siente limitada por el hecho de ser mamá, que tiene creencias arraigadas de que luego de la maternidad debe dejar sus sueños y proyectos a un lado. No tengo dudas de que ahora las cosas son diferentes, porque evidentemente me toca llevar un ritmo diferente, ajustar horarios, actividades, tal vez algunas cosas me toman mas tiempo, ahora llevo un ritmo que lo marca la maternidad, pero que también lo marcan mis ganas de ser cada día un mejor ser humano, de prepararme y afianzar mis conocimientos, de generar también en otros esa chispa por lograr todo aquello que se proponen bajo sus propios términos y con sus propios recursos.

Para mi, la maternidad es una oportunidad de reinventarme cada día, de buscar alternativas, planificar nuevas estrategias, es un constante ensayo y error. Por eso estoy aquí! Hoy me siento super feliz y agradecida con Dios, porque tengo la oportunidad de vivir mi maternidad al máximo, disfrutar de las etapas de mi bebé, a la par que emprendo en un proyecto que me apasiona y que me invita a vivir una constante transformación personal.

Gracias por leerme, estaré encantada de leer sus comentarios y saber como ha sido su proceso de transformación luego de ser mamá.

Bendiciones!!!

Mariela  @mamiglobal 

Anuncios

7 comentarios en “La maternidad, mi mayor motivo de transformación personal.”

  1. Creo que podemos reinventarnos cada día y con cada experiencia….. solo que cuando ya eres madre, esa reinvencion es inevitable, fascinante e intensa!!! Ya no verás obstáculos porque te nace la necesidad de mostrarle a tu pequeño que SI PUEDeS!!! Él lo sabrá apreciar después 🙂 Bendiciones bella! 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s